La Laguna

El ayuntamiento solicitará al Gobierno central más policías para Finca España

Los representantes municipales se reunieron ayer con los vecinos afectados por la violencia y los robos en Finca España y les informaron de que en la junta local de seguridad de junio se abordará el problema. El ayuntamiento trasladará la situación a la Subdelegación del Gobierno para pedir mayor vigilancia.
A.R., La Laguna
27/may/05 14:59 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de La Laguna ha tomado la decisión de solicitar a la Subdelegación del Gobierno que incremente el número de policías nacionales que patrullan en el barrio de Finca España, una mayor presencia que justifica en los problemas de inseguridad ciudadana que están sufriendo los vecinos y que han denunciado públicamente.

Esta medida fue trasladada ayer a los afectados durante una reunión que mantuvieron en el barrio con el concejal de Seguridad Ciudadana, Fernando Clavijo; la edil del Plan Urban, Blanca Pérez; el jefe de la Policía y el sargento de zona, quienes también les informaron de las actuaciones que ha realizado la Policía Local en Finca España en los últimos meses.

En ese encuentro, Clavijo también les informó de que en el próximo mes de junio se celebrará una junta local de seguridad donde se tratará el problema del núcleo, y donde se acordará esa petición al Gobierno central para destinar más efectivos a la zona.

Los vecinos, por su parte, les trasladaron los problemas de inseguridad que están sufriendo, y les informaron de las denuncias que ya han presentado al área de Seguridad Ciudadana.

Asimismo, en la reunión entregaron las firmas que han recogido en el barrio para pedir la instalación de un puesto policial permanente que vigile la zona durante las 24 horas.

Estos vecinos lograron más de 700 firmas para solicitar ese puesto policial, porque ya no saben qué hacer con los continuos actos vandálicos que se producen a diario, y han asegurado además que están atemorizados por una banda de jóvenes que roban y amenazan a gente de todas las edades.

Los más perjudicados son los residentes en los edificios La Piterita II y III, que, a pesar de que recibieron sus casas en el mes de septiembre, ya están sufriendo los destrozos, amenazas e insultos de estos jóvenes.

Los ciudadanos les relataron a los representantes municipales cuáles son los desperfectos materiales a los que tienen que hacer frente, como la rotura de los cristales de las puertas de entrada, o pintadas y robos en el interior de las viviendas, y pidieron una solución urgente para "la venta y consumo de droga de la que estamos siendo testigos, ya que utilizan los contadores para esconderla. Además, no podemos dormir por las noches por el ruido a altas horas de la madrugada".