Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno británico respalda el acuerdo del 'brexit' leer

La Fundación Orotava se consolida como referente nacional de la historia de la ciencia

La entidad pasa en 15 años de su humilde aunque convencido intento de propiciar el debate y la difusión científica entre docentes a encabezar este área cognitiva en España, siempre desde la interdisciplinaridad. El reciente congreso internacional sobre Einstein avala este creciente prestigio, reconocido en Europa.
Á. MORALES, La Orotava
17/abr/05 19:19 PM
Edición impresa

De una simple aula de instituto a referente nacional en el campo de la historia la ciencia. Ése es el espectacular resumen de la trayectoria de los inquietos profesores que hace 15 años organizaron en los IES orotavenses Villalba Hervás y Rafael Arozarena un seminario para docentes sobre el análisis y difusión del conocimiento científico, que en 1999, y con el apoyo de las administraciones, constituyeron la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia, que estrenaron sede y que, con congresos internacionales como el celebrado del 10 al 15 de marzo pasado en la Villa sobre Albert Einstein, han consolidado a la entidad como la punta de lanza en España de este área cognitiva, logro reconocido en el exterior por numerosas universidades y otros organismos europeos, que ya han incluido a la Fundación entre sus puntos de referencia.

Siempre con un especial énfasis en la divulgación de la ciencia a toda la sociedad, de su imbricación nuclear con la vida cotidiana y desde una insistente apuesta por la imprescindible interdisciplinaridad, el principal objetivo ahora de la Fundación pasa por estabilizar este creciente prestigio, "ya que la institución sigue siendo frágil", según comenta su presidente, José Montesinos. Aunque feliz por lo conseguido en estos años, este hiperactivo profesor, exigente y devoto de las cosas bien hechas, trabaja ya en los proyectos futuros, pero se detiene con cierto orgullo y alivio en algunos de los congresos internacionales que han organizado, como el de Galileo, en 2001, o el de Einstein.

Este último reunió en el Liceo Taoro a algunos de los físicos, astrofísicos y científicos de otras ramas más prestigiosos del mundo. En el centenario de los revolucionarios artículos sobre la relatividad del genio judío, la Fundación contribuyó así a realzar la figura de alguien que ha sido definido como ingeniero del universo y que Montesinos también incluye entre los grandes filósofos de la naturaleza, junto a Aristóteles, Leibniz, Newton y otros pensadores claves.

Para Erik Stengler, director del Museo de la Ciencia y coorganizador del congreso, el evento evidenció las diversas opiniones sobre la motivación de Einstein para llegar a la relatividad, destacando las intervenciones de Martínez, Renn, Rynasiewicz, Janssen, Peebles, Stachel, Beckman, Dray y Ashtekhar. A su juicio, lo más llamativo es que se vaticinó que, en 10 ó 12 años, se llegará a la ansiada teoría unificada (relatividad y mecánica cuántica), "que probablemente no sea fruto de un genio, sino de un grupo de trabajo con investigadores de todo el mundo".

Proyectos futuros

Aparte de la iniciativa "Einstein en la Escuela", del Encuentro Asociado celebrado en Gran Canaria con motivo del congreso sobre el genio alemán, de la exposición sobre la cultura y la sociedad durante la vida de este "ingeniero del universo" organizada por el profesor Miguel Hernández y del Proyecto Humboldt (digitalización de las obras de los naturalistas que pasaron por Canarias, proceso prorrogado hasta 2008), la Fundación Orotava prepara ya sus próximas grandes citas: las jornadas sobre ciencia y religión previstas para el próximo año y el gran congreso internacional de marzo de 2007 sobre la figura de Leibniz, un pensador interdisciplinar tan relevante como olvidado en ciertas etapas de la filosofía de la naturaleza. Además, el Seminario Orotava abordará en el próximo curso el siglo XIX, mientras que el tema del Encuentro de Estudiantes Canarios de Historia de la Ciencia de 2006 versará sobre "las ciencias de la vida". En su última edición, el trabajo de investigación vencedor correspondió al instituto de Enseñanza Secundaria orotavense San Antonio, que analizó los molinos de la Villa.