Vivir

Niños demasiado "inquietos"

Alrededor del 5% de la población infantil sufre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), lo que les hacer ser impulsivos y les impide prestar atención en clase. La mayoría de ellos presentan un bajo rendimiento escolar, por lo que sus padres reclaman una atención especializada.
9/nov/04 22:27
Edición impresa .

NURIA DÍAZ, S/C de Tenerife

Muchas veces, los niños inquietos o con problemas de conducta que presentan una actividad por encima de lo normal son etiquetados como malcriados, maleducados y caprichosos. Sin embargo, todos estos síntomas indican que pueden estar sufriendo el denominado Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Esta patología neurobiológica, que es poco conocida aunque afecta al 5% de la población infantil, provoca alteraciones de conducta que arrastran a los niños hacia el fracaso escolar, ya que no suelen terminar las tareas que empiezan, no pueden prestar una atención suficiente, parecen no escuchar, tienen dificultades para organizarse, pierden objetos que necesitan y se distraen con facilidad. Asimismo, según la Asociación Tinerfeña de Madres y Padres con Niños y Adolescentes con TDAH (Atimana), estos menores hablan en exceso, se mueven mucho, corren y saltan en situaciones inapropiadas y tienen dificultades para jugar tranquilamente. También se caracterizan por responder de forma precipitada a las preguntas, por interrumpir a los demás y por tener dificultades para guardar su turno.

Según explica José Antonio Cuellas, miembro de Atimana y padre de un niño con TDAH, todas estas características hacen que estos menores rompan con facilidad el ritmo de las clases, por lo que muchas veces los maestros -muchos de los cuales desconocen la existencia de este trastorno- les colocan la etiqueta de "malcriados" y les sancionan. Sin embargo, subrayó, a estos niños "no se les puede condenar por algo que no controlan", ya que, aseguró, no se trata de un problema de mala educación.

Por ello, para Cuellas es necesario que los niños con TDAH reciban un trato diferenciado, pues, desde su punto de vista, prestarles una atención adecuada mejora su salud psicológica y reduce el estrés que sufren sus profesores y sus compañeros de aula. Además, agrega, aminora la frustración que sienten los padres de estos niños, que tienen una baja autoestima y sufren generalmente un "injusto rechazo social".

Precisamente, informar sobre las opciones terapéuticas de esta enfermedad es uno de los objetivos de la asociación, que se creó con el fin de divulgar el conocimiento de este trastorno y su importancia entre los diferentes estamentos sociales. Atimana también pretende favorecer la comunicación entre las familias afectadas; orientar a padres, colegios y educadores; potenciar la coordinación entre la familia y la escuela, y colaborar con el desarrollo de investigaciones que aporten un mayor conocimiento sobre la misma.

Asimismo, Atimana ha programado una serie de actividades que comenzarán el próximo 13 de noviembre con un taller de Habilidades de Estudio para niños con TDAH, que podrán participar en otro taller de Competencia Social, que se impartirá durante los meses de enero y febrero del próximo año. Este tipo de actividades también están dirigidas a padres, maestros y profesores, que recibirán por medio de ellas información sobre este trastorno.

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: