Sucesos

Un criminólogo se ofrece al Juzgado y al abogado de la familia de Marisa Hernández


EL DÍA, S/C de Tenerife
15/ene/04 10:29 AM
Edición impresa

Félix Ríos Abreu, perito criminólogo, se ha ofrecido a la titular del Juzgado número Uno de La Orotava, a la Guardia Civil, así como a Juan Manuel Fernández del Tor-co, abogado defensor de la familia de Marisa Hernández, para participar en la investigación por la muerte de la mujer de 36 años, vecina de San Juan de la Rambla, cuyo cuerpo apareció en septiembre de 2003.

El perito ha hecho un seguimiento de casos de muerte violenta y de abusos sexuales en todo el Ar-chipiélago y concretamente en el de María Isabel Hernández desde el momento en que se dio a conocer su desaparición. Dado el estado de las investigaciones y debido a que puede tratarse de una posible muerte violenta, es necesaria, en estos casos, la elaboración de un perfil criminológico. Establecer dicho perfil en este tipo de casos es fundamental porque puede aportar datos del autor o autores y contrastarlo con los sospechosos detectados. "En este caso en concreto, lo que es evidente es que el posible autor principal tenga, ante el perfil de la víctima (deficiente psíquica) dificultad para relacionarse con los otros. Por lo tanto, este tipo de personas les resulta asequible".

Félix Ríos apunta que "los peritos están para auxiliar a la Administración de la Justicia, pero es ésta la que nos debe abrir las puertas. Aquí, lo importante es que han pasado casi cinco meses y, aparentemente, no se ha concluido na-da". Es necesario, en la mayoría de las investigaciones, que se comien-ce por un estudio del escenario, una reconstrucción de los hechos ayudada por testimonios y establecer el perfil que conduzca a encontrar a los sospechosos.

"Lo que sí es cierto es que en la práctica policial lo último que se debe hacer es abordar directamente a los posibles sospechosos en este tipo de casos, ya que lo útil es hacerlo en último lugar con elementos probatorios que eviten la destrucción de pruebas", asegura.