Santa Cruz de Tenerife

Los vecinos de Residencial Anaga ya cuentan con su nueva iglesia

La pasada campaña de Navidad ha servido para inaugurar el complejo dedicado al Beato José de Anchieta, aunque todavía resta por construir el templo en el piso superior. Los garajes ya han sido vendidos en su mayoría.
EL DÍA, S/C de Tenerife
12/ene/04 1:31 AM
Edición impresa

Los vecinos de Residencial Anaga están de enhorabuena desde el pasado 21 de diciembre, cuando se abrió al culto el complejo parroquial Beato José de Anchieta. Toda la campaña de Navidad y Reyes se ha desarrollado con éxito en la nueva iglesia.

El párroco, Joaquín Herba Meizoso, señaló a EL DÍA que "lo que hemos puesto en marcha es el complejo parroquial, con una capilla para 200 personas y salón de catequesis. No se trató de una inauguración oficial porque todavía queda otra fase de construcción, la del templo propiamente dicho, en el piso de arriba".

La nueva parroquia está ubicada junto a la plaza principal de la urbanización y ha sido realizada según el proyecto de los arquitectos José Francisco Arnau Díaz-Llanos y Javier Álvarez Muñoz. Se trata de un edificio de unos 1.500 metros cuadrados con una concepción modernista, en el que predomina el color blanco, y en el que destaca la funcionalidad.

Pionero en Canarias

El primer complejo parroquial dedicado en Canarias al beato José de Anchieta se encuentra situado junto a la antigua Sovhispan, en el corazón de Residencial Anaga. De los 1.500 metros cuadrados de planta, cuenta con 1.200 de superficie útil. Allí se encuentra un gran salón de actos que será habilitado como capilla hasta que se construya el templo, que presidirá la plaza. Esta será la segunda fase, que no está incluida en los objetivos ya logrados por la comisión creada en su momento para promover la construcción y que encabezó el ex alcalde de Santa Cruz, Javier de Loño.

Junto al salón de actos se distribuyen varias salas que se dedicarán a catequesis y oficinas para reuniones de equipos pastorales, así como un despacho parroquial y la casa del presbítero de la iglesia. Estas dependencias están acotadas por un corredor exterior.

Una de las peculiaridades del complejo Beato José de Anchieta es la de contar con 196 plazas de garaje en cuatro plantas subterráneas para vender y lograr así fondos con destino a la autofinanciación de la propia iglesia.

En palabras del padre Herba Meizoso, "la campaña de venta de los garajes ha ido muy bien. Ya están a pleno rendimiento unas sesenta plazas, en su inmensa mayoría compradas por vecinos de la zona. Estamos escriturando las operaciones ante notario de veinte en veinte y por estricto orden de solicitud. En un plazo máximo de dos semanas esperamos que todos estén ya funcionando".

La nota triste es que algunos desaprensivos ya la han tomado con el inmueble llevándose algunas letras del rótulo con el nombre del edificio. Bien empezamos.

En cuanto a la relación de la iglesia con otra de las zonas de expansión de la capital, Cabo-Llanos, ya se sabe dónde podría estar ubicada la parroquia.

El lugar elegido por el Ayuntamiento de Santa Cruz para ofertarlo al Obispado es una parcela cercana al antiguo almacén de la Refinería de Cepsa, con expediente abierto para ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Las dimensiones del solar han sido fundamentales para proyectar allí la nueva parroquia, ya que la pujanza y elevada población de la zona requieren contar con un templo de gran envergadura.