Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz disfrutará en noviembre de una réplica del Chicharro original

La escultura fue fundida en los talleres Bronzo, donde se realizó el modelo tomando como referencia varias fotografías. Los restos de la vieja figura fueron desechados, salvo la ola, que sirvió de base para su reproducción.
EL DÍA, S/C de Tenerife
29/oct/03 21:43 PM
Edición impresa

La capital tinerfeña disfrutará en la primera semana de noviembre de la escultura del Chicharro, una réplica de la obra que regalara a comienzos de la década de los años ochenta la expedición canario-venezolana Liqui-Liquis al pueblo de Santa Cruz y que se llegó a convertir en un monumento al chicharrero, hasta que fue robado.

Con la próxima inauguración, que devolverá esta escultura a los parterres de la plaza de Alférez Provisional, el Ayuntamiento cerrará un culebrón que comenzara con la desaparición de la obra de los depósitos municipales del Chicharro, coincidiendo con los trabajos de peatonalización del Plan Urban ejecutados en el centro de Santa Cruz. La sustracción se hizo pública el 15 de noviembre del año 2000.

Durante más de 30 meses, la ciudad ha sorteado un concurso de maquetas para la reposición del Chicharro, que culminara el pasado agosto, con la instalación de la obra ganadora, "Cardumen", en las proximidades de la plaza del Patriotismo, con las noticias del hallazgo de los restos totalmente destruidos de la escultura original, en Valencia. El último episodio en el capítulo de apariciones lo escribió hace quince días un vecino de Barrio Nuevo, conocido como "Superjulio". Este chatarrero dijo haber localizado la cola del Chicharro en el barranco que está situado frente al barrio de La Llavita.

La idea de modelar una réplica del original Chicharro partió de Trino Garriga, uno de los más destacados responsables de Liqui-Liquis, quien se la propuso al alcalde de Santa Cruz. La empresa tinerfeña Origen Canarias, representada por Berto Concepción y Santi Delgado, asumió la coordinación de esta ardua operación de reconstrucción que se ha basado en una amplia documentación fotográfica. Tomando como referencia la imagen del Chicharro que se realizó en escayola en una escuela taller de la Octava Isla, los artistas del taller Bronzo, de Los Baldíos, reconstruyeron desde cero esta réplica.

La única parte de la escultura original que sirvió de base para su remodelación fue la ola sobre la que parece saltar el Chicharro, si bien toda esta escultura ha sido realizada en bronce, triplicando el peso de la escultura original.

Estos 600 kilos se colocarán sobre la piedra de basalto original que se encontró recientemente en el depósito municipal de Buenos Aires, después de que permaneciera extraviada durante años. Algo similar ocurre en la actualidad con la placa que estaba colocada al pie del Chicharro, en el que se recordaba que era un regalo de los Liqui-Liquis a Santa Cruz.

La inauguración del nuevo Chicharro, más fiel a las líneas originales que "El Cardumen", está prevista para el día 4 o para el 8 del próximo mes.

Como dato curioso, cabe recordar que la réplica de la escultura del Chicharro ha sido realizada por los escultores que ganaron el concurso convocado para sustituir la escultura con una nueva alternativa. Estos artistas son los gerentes del taller Bronzo, especializado en fundiciones.