Santa Cruz de Tenerife

La reina infantil es "La novia del pirata"

La gala duró casi cuatro horas y participaron unas 1.500 personas. La mayoría de los trajes de las niñas llevan rueda. Una fina lluvia amenazó con deslucir el festival.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
17/feb/03 23:49 PM
Edición impresa

Syra de León Torres, de 9 años y que lucía en diseño titulado "La novia del pirata" en representación de la misma entidad que diseñó su traje, Arte Mucha, fue proclamada anoche reina infantil del Carnaval, en el transcurso de la primera gala que se desarrolla bajo el Embrujo del Lejano Oriente, motivo de esta edición de la fiesta.

Mariana Baquero Maiz, también de 9 años y representante de Fadi - Fonta 3, S.L. con un traje del equipo Dávila y Maiz denominado "Din - don, antes de las 12 vengo yo", fue designada princesa del Carnaval. Integran la corte de honor María Roja, 7 años, de la agrupación musical Sabor Isleño con el traje "En plena noche una sirena", de Juan Carlos Armas; María José González, de 9 años, con la fantasía "Guardiana de templo de los dioses", de Fran Romero, para la comparsa Tabajaras; Ana Verónica Hernández, 11 años, de Producciones Artísticas Anaga, con "Sueña conmigo", de Jorán Hernández; y Jenmaly Marichal, 7 años, de la murga infantil Carricitos, con "Mi querida costurera", de Ángel Ramos.

El espectáculo comenzó con unos minutos de retraso sobre el horario previsto y se prolongó durante unas cuatro horas. Tras una obertura inspirada en el cuento oriental "Ana y el rey de Siam", se sucedieron sobre el escenario una docena de grupos infantiles entre los que se encontraban las comparsas Tropicana y Tabajaras, así como los coreográficos Echeyde, Steps, Bohemios, Centro Internacional de Danza, Azahar, Chic and Chic, que se alternaban entre los números humorísticos de Los Gabytos, maestros de ceremonia por tercer año consecutivo, y de los 4 bloques en los que Sergio García repartió a las 27 aspirantes infantiles.

También asistieron las murgas infantiles ganadoras de Interpretación, a excepción del accésit, y la máxima clasificada en Presentación. Rebeldes y Chinchositos - que actuaron con la mitad de su disfraz por comodidad - , así como Melositos coincidieron en cantar historias similares de niños pequeños, mientras que Mamelones estrenó en la gala su "De profesión, periodista", que se le quedó en la recámara al no pasar a la final. A mitad del espectáculo, una fina lluvia hizo acto de presencia, lo que provocó algún resbalón.