Vivir

La pérdida de la voz es la causa del 80% de las consultas de logopedia en el HUC

La especialista Nieves León señala que es un trastorno que puede presentarse de manera repentina, sobre todo en personas que la utilizan como medio de trabajo.

28/abr/02 23:06
Edición impresa .
EL DÍA, S/C de Tenerife

Ocho de cada diez pacientes tratados en la Unidad de Logopedia del Hospital Universitario de Canarias (HUC) sufren pérdidas repentinas o graduales de la voz (difonías), un trastorno cada vez más frecuente que afecta fundamentalmente a docentes, vendedores, locutores de radio, amas de casa o cantantes aficionados.

La logopeda Nieves León informó a EL DÍA de que una "elevadísima" proporción de los pacientes que reciben cada día terapia de rehabilitación en su consulta sufren este problema, en los que un otorrino ha descartado previamente cualquier causa orgánica.

Señaló que en el aumento de casos de esta patología influye el que la voz "deba mantener unas determinadas cualidades para algunos trabajos y una mayor conciencia sobre su cuidado".

En cuanto a las causas que provocan la difonía, apuntó hablar inadecuadamente, gritar, mantener un volumen elevado, el tabaco, el estrés o el consumo de alimentos y bebidas muy calientes o frías, de ahí que el tratamiento implique evitar estos factores de riesgo para mantener una correcta higiene bocal.

Nieves León aclaró que en la unidad del Universitario se atiende fundamentalmente a adultos, ya que a los pacientes en edad infantil se les remite a los logopedas de los centros educativos, excepto si padecen difonías.

Sobre la edad de inicio de los tratamientos en niños con retrasos de lenguaje o problemas del habla, la especialista aclaró que el trabajo individualizado con niños de tres años o menos "no es lo más práctico", sino tratarlos en el contexto del aula o de un grupo, salvo que la disfunsión sea muy llamativa.

Hablar con gestos

Señaló que los padres deben tener en cuenta que "todos los niños no comienzan a hablar al mismo tiempo", pero que lo normal es que hayan culminado el proceso de enriquecimiento y perfeccionamiento del lenguaje en torno a los seis años.

En etapas iniciales "la estimulación es fundamental", dijo, por lo que aconsejó a los padres "hablar de forma clara a sus hijos, sin una excesiva preocupación por que pronuncien correctamente". Advirtió de que en ocasiones los niños prefieren no hablar debido a que se les corrige con demasiada insistencia o porque apoyan su comunicación en gestos y no se les estimula a comunicarse con el uso de las palabras.

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: