Vivir
JULIO FERNÁNDEZ HERNÁNDEZ FUNDADOR DE AIRE LIBRE Y EX FUTBOLISTA DEL CD TENERIFE

"Luché por la Unión Deportiva Tenerife"

A punto de cumplir 90 años, Julio Fernández Hernández, que fue administrador de EL DÍA desde 1930 hasta 1975, fecha de su jubilación, nos abre el libro de su dilatada experiencia como profesional, futbolista y directivo.

VENTURA GONZÁLEZ, S/C de Tenerife
21/abr/02 22:52 PM
Edición impresa

Otra visión histórica, un ángulo diferente del proceso de gestación del fútbol de elite en Tenerife. Un enfoque panorámico amplísimo. Julio Fernández nos abre el libro de experiencias de su etapa como futbolista y como empresario de la imprenta y la Prensa en Santa Cruz. Empezó luchando por la unidad del fútbol en la Isla y terminó defendiendo la portería del único Tenerife que sobrevivió, el Club Deportivo, antes de asociar el deporte a su obra, la creación del periódico "Aire Libre". Noventa años de historia. Noventa años de fútbol y Prensa.

- Fui uno de los fundadores de la Unión Deportiva Tenerife. En aquella época había cinco equipos en competición. Tenerife, Iberia, Salamanca, Hespérides y Puerto Cruz componían la liga provincial. Yo jugaba en el Price. En realidad, este club lo creamos Benigno Amador, Pepe López y yo. Surgió entonces un movimiento para llevar a cabo la Unión Deportiva entre todos los clubes, pero el Tenerife nunca apoyó aquella iniciativa, que terminó por fracasar.

- ¿Qué pasajes recuerda de la polémica?

- Mire, el Tenerife nos mandó un delegado para integrar la junta, Pepe Arocena, que nada más llegar nos hizo saber que nunca se haría socio de la Unión Deportiva. Luego hubo otras situaciones que nos hicieron pensar que el Tenerife no estaba en el proyecto. Teníamos un medio ala, Néstor, que era magnífico. Procedía del Price. Un día le llamaron del Tenerife y al volver de esa reunión nos pidió la baja. Recuerdo que llegó descompuesto y que nos rogó que no le preguntáramos por las causas de su decisión de marcharse. Es un detalle de los muchos de aquella polémica.

- ¿En aquellos días también se generó la fusión del fútbol en Las Palmas?

- Tuve la ocasión de hablar con los dirigentes de Gran Canaria para hacer las dos fusiones paralelamente. Fue un movimiento que se produjo al mismo tiempo. Allí sí prosperó y el resultado es la Unión Deportiva actual. Ellos unieron a cinco equipos: Unión Marina, Real Victoria, Marino, Gran Canaria y Atlético.

- Pero llegaron a jugar una promoción que pudo haber cambiado la historia.

- Sí, perdimos contra el Levante en un doble encuentro. Aquí nos ganaron por 2-1, pero aquel día hubo jugadores que no se esforzaron, para que el proyecto se fuese a paseo. Mire, aquí, en el partido de vuelta fallamos un penalty y lo lanzó un jugador que era de los más criticados por estar influido por el Tenerife... Aquella derrota fue el principio de la disolución de la Unión Deportiva. Siguieron adelante los equipos por separado. En el Price se quedó Pepe López de presidente e Hilario Bermúdez de vicepresidente. Yo seguí como secretario general. Aún existe la sociedad. Poco tiempo después ascendió el Tenerife a Segunda y se estableció una diferencia entre el equipo blanquiazul y los otros que jugábamos la liguilla provincial.

- De jugador, fue portero del Price y del Tenerife.

- Con el Price fuimos campeones de la liguilla más de una vez. Con el Tenerife jugué varios años. No era de los malos, así que fui seleccionado varias veces para formar parte del combinado de los mejores de la provincia. Recuerdo que me llamaron porque el Real Madrid quería al portero titular, que era Gilberto Cayol. Hubo bastantes dudas con respecto a la marcha de Cayol, pero finalmente fichó en el Madrid y yo me quedé en el Tenerife, donde milité varias temporadas.

- ¿Eran futbolistas autodidactas? No había medios audiovisuales para ver jugar a otros equipos.

- Claro, pero yo aprendí de Ricardo Zamora, porque el Real Madrid vino a la Isla varias veces. Estableció aquí una concentración de una semana y jugó varios partidos. Hasta tres veces nos enfrentamos con ellos y les ganamos dos de ellas. La mejor idea fue ir a ver entrenar a Ricardo Zamora. Aprendí muchísimo de él. Era un portero que al mismo tiempo hacía de defensa central, por la manera de dirigir a la defensa, por la forma de actuar. Algo magnífico.

- ¿Cuánto le pagó el club por año?

- Cobraba treinta duros al mes. ¿Mucho? No, si siquiera entonces era mucho dinero. También ganábamos primas, unas cuatro o cinco pesetas cuando jugábamos aquellos amistosos contra equipos buenos que venían de gira. Lo hicimos contra el Everton, frente al Atlético de Madrid, ante el Madrid y también recuerdo enfrentarme al Viena. Yo andaba mucho con Arsenio Arocha, hermano del internacional que militó en el Barcelona. Nos gastábamos la prima juntos.

- ¿Le gusta el fútbol de ahora? ¿Sigue al Tenerife?

- No, no me gusta nada. Utilizan muchos defensas y también ponen más jugadores de los que se necesitan en la línea media. Lo complican todo, no sé para qué, porque este juego era más bonito antes. Había más personalidad, era más creativo. Sé que el Tenerife lo está pasando mal, pero hace muchísimos años que no voy al Estadio.

- Siempre ligado al mundo del fútbol, ¿cuándo nace la inquietud por la actividad periodística?

- En mis últimos tiempos de jugador ya estaba empezando a desarrollar la idea de crear un periódico. Era el principio de la etapa de "Aire Libre".

- Ambiéntenos en el marco perodístico de aquellos años.

- Vivíamos los 40, cuando regresé de Teruel, donde estuve destinado durante la guerra, empecé a labrarme el futuro en este campo. Fue Domingo Rodríguez quien me introdujo en el periodismo. Yo trabajaba en la Au-diencia Provincial y él iba cada día a buscar las notas de los juicios. Cuando llegué a "La Prensa" Leoncio Rodríguez me aceptó y dejó en la redacción.

- ¿Cómo nace "Aire Libre"?

- Primero compré una imprenta cerca de la plaza del Príncipe. La pagué a plazos, como pude. Ahí empezamos a tirar "Aire Libre", que salía los
JULIO FERNÁNDEZ HERNÁNDEZ FUNDADOR DE AIRE LIBRE Y EX FUTBOLISTA DEL CD TENERIFE