Santa Cruz de Tenerife

Ruano considera positivas las denuncias del CEO Manuel de Falla para concienciar a los padres

El consejero de Educación las concibe como una llamada de atención a la familia, aunque cree innecesario que su área anime al resto de centros a secundar la idea. Ruano visitó ayer el futuro IES de Lercaro, en La Orotava, del que dijo que será uno de los mejores de Canarias.

EL DÍA, La Orotava
13/mar/02 18:23 PM
Edición impresa

El consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Ruano, acudió ayer a La Orotava para visitar las obras del futuro instituto de Secundaria de Lercaro. Ante las preguntas de los medios, aludió a las denuncias a siete padres en la justicia ordinaria del CEO local Manuel de Falla por su desinterés por la educación de sus hijos, decisión que considera acertada "porque ha de servir como llamada de atención" a las familias para concienciarlas de su responsabilidad en la enseñanza.

Ruano insistió en que la unidad familiar es el principal núcleo educativo, por lo que, a su juicio, los padres no deben delegar toda la responsabilidad en las administraciones y centros docentes.

Pese a su respaldo, el consejero cree innecesario que su Departamento anime al resto de colegios o institutos a secundar la iniciativa, entre otras cosas porque se trata de un paso que han de tomar los propios centros, según la ley.

Fuentes de la Consejería también señalaron a EL DÍA que tienen conocimiento del interés de otros institutos por las citadas denuncias, si bien recalcaron que deben concebirse como un último recurso para los casos más graves.

Durante su visita, Ruano aseguró que el nuevo IES de Lercaro, que sustituirá al Rafael Arozarena después de años de retrasos de las obras, es una "deuda pendiente" del Gobierno con La Orotava. Indicó que el Ayuntamiento "ha acertado" con la ubicación y lo presentó como, "posiblemente, el mejor centro de Canarias". El alcalde, Isaac Valencia, también resaltó su especificidad, aunque en su caso para subrayar que, con toda probabilidad, será la última infraestructura educativa que se cree en la Villa, ante la población escolar prevista y por la dotación actual.

El nuevo instituto se concluirá en mayo o junio de 2003 y se utilizará desde ese mismo curso. Costará 4,343 millones de euros, su acceso principal para coches será en principio por la urbanización La Duquesa y dispondrá de entradas independientes a las canchas, biblioteca y talleres.