Santa Cruz de Tenerife

Aznar anuncia en el ecuador de su mandato las prioridades para el resto de legislatura

El presidente del Gobierno sañala que el Ejecutivo intensificará sus esfuerzos en la rebaja de impuestos, la reforma de la Educación y la "vertebración" de España a través de la inversión en infraestructuras y el Plan Hidrológico Nacional.

EFE, Madrid
13/mar/02 21:51 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José María Aznar, anunció ayer que en los dos años que restan de legislatura el Ejecutivo dará prioridad a la rebaja de impuestos, la reforma de la Educación y la "vertebración" de España a través de la inversión en infraestructuras y el Plan Hidrológico Nacional.

En su discurso ante los miembros de la Junta Directiva Nacional cuando se cumplen dos años de la victoria del PP, por mayoría absoluta en las elecciones generales del 2000, Aznar destacó la "coherencia" del proyecto del PP frente a la "disgregación" del PSOE.

Aznar acusó a los socialistas de "agarrarse a pancartas" en lugar de presentar propuestas, hecho que atribuyó bien a la "debilidad" del PSOE, a su "falta de proyecto" o a ser "rehenes de un pasado que son incapaces de superar".

Ante los dirigentes nacionales y regionales del PP, José María Aznar realizó un repaso de los logros de los últimos dos años: "más empleo, más pensiones, sin déficit, lucha contra el terrorismo, reforma de la Justicia, reforma educativa, Ley de Inmigración, acuerdo de financiación autonómica, reforma de los servicios de inteligencia, supresión del servicio militar y Plan Hidrológico Nacional".

Subrayó que se trata de "una tarea muy importante" que demuestra "la fortaleza y capacidad reformadora" del PP, pero que, como señaló, "no es más que el cumplimiento de nuestros compromisos electorales", lo que pone de manifiesto la "coherencia" entre las promesas y los hechos del partido, razón por la que - en su opinión - recibió el apoyo de los votantes y sigue mereciendo su confianza.

Este hecho "resalta con más intensidad" cuando se compara con una oposición que "se caracteriza por lo contrario, por la falta de coherencia y disgregación".

"Se dice que se va a hacer una oposición constructiva y se insulta al Gobierno de la manera más lamentable; que se va a hacer una oposición templada, y se utilizan expresiones ya desechadas como dar el  tiro de gracia ; se habla de políticas tranquilas y se nos imputa el carácter de exterminadores", dijo Aznar.

Frente a este panorama de "insultos", el Partido Popular y el Gobierno seguirá "honradamente, coherentemente" cumpliendo con su programa electoral, siendo el partido del centro político y el que más dialoga con la sociedad y más claro tiene un proyecto de futuro.