ELDIA.es, volver a la portada
Crisis a?rea int.
Conflicto por los vuelos con Canarias
Moci?n de censura
No sali? adelante: entrevistas, cr?nicas, ...
PUBLICIDAD
Informaci?n econ?mica actualizada cada 5-10 min.
  Especiales   Debates   Entrevistas   Buscador   Hemeroteca   Ticker de noticias
 Portada
 ?ndice
 Actualidad
 Criterios
  Tenerife
 Santa Cruz
 La Laguna
 Tenerife Norte
 Tenerife Sur
 La Palma
 Islas
 Venezuela
 Canarias
 Vivir
 Sucesos
 Cultura
 Dinero y Trabajo
 Nacional
 Internacional
 Jornada
 Deportiva
 Esquelas
 Agenda
 Gente
 Comunicación
 Última
  Portada
  impresa
  Mercados
  Subvenciones
  Publicidad
  Gacetillas
  Suscripciones
  Conózcanos
  Contacto
 
Ir al ?ndice de TenerifeDomingo, 30
diciembre 2001

Felipe Fern?ndez Garc?a *

Gracias, perd?n, aqu? estoy



CON ESTAS TRES PALABRAS he intentado yo encauzar y expresar los sentimientos en que me he visto envuelto con motivo de la celebraci?n del vig?simo quinto aniversario de mi ordenaci?n episcopal.

No hab?a querido escribir nada p?blicamente sobre ello hasta haberlas pronunciado delante de mis diocesanos en La Laguna, La Gomera, La Palma y El Hierro. En El Hierro no pude hacerlo el pasado d?a 22 por motivos imprevistos y espero hacerlo, si Dios quiere, el pr?ximo 6 de enero, en la solemnidad de la Epifan?a del Se?or, en el Santuario de la Virgen de los Reyes. Pero ahora creo llegado ya el momento de decir estas palabras en voz alta ante cuantos, por un motivo o por otro, puedan estar abiertos a o?rlas.

La primera palabra que he pronunciado una y otra vez, con ocasi?n de los 25 a?os que llevo ejerciendo el ministerio episcopal, es ?sta: ?Gracias! Porque gratitud he sentido, por encima de todo, y mucha, a prop?sito de tal recuerdo. Gratitud a Dios, a mi familia, a las Iglesias en que he sido llamado a prestar el servicio de obispo, ?vila primero, San Crist?bal de La Laguna ahora, a tantos y tantos como me han ayudado en mi vida... Permitidme subrayar aqu? mi gratitud hacia la Iglesia de Dios que peregrina en estas tierras y mares de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro. Una Iglesia que tan bien me ha acogido. Una Iglesia de la que tanto he aprendido y que tanto me ha estimulado. Una Iglesia tan bendecida por Dios en estos ?ltimos a?os y a la que yo, en medio de mis fragilidades, siento que me he entregado apasionadamente. ?Gracias, pues, sean dadas a Dios, y gracias a cuantos form?is esta Iglesia Diocesana! Gracias tambi?n a la sociedad tinerfe?a, en general, que tan bien ha cooperado con la Iglesia Diocesana en multitud de causas y con cuyas autoridades he procurado mantener siempre unas relaciones de mutua autonom?a y mutua independencia al mismo tiempo que de sincero respeto y leal cooperaci?n, relaciones que tan excelentes frutos han dado, a mi parecer, para la Iglesia y la misma sociedad canaria entera de la que la Iglesia forma parte y en la cual est? plenamente inmersa. "Gracias" es una primera palabra que no he cesado de decir estos d?as y cuyo contenido, aunque sea m?s extenso que el que acabo de describir, he repasado una vez y otra vez. Gracias, pues, sean dadas a Dios, a mi familia, a la Iglesia y a la sociedad tinerfe?a con sus leg?timos representantes... ?Gracias!

La segunda palabra ha sido, inevitablemente, perd?n. Y perd?n he querido pedir a Dios por tantas fragilidades que s?lo ?l puede juzgar, y perd?n he querido y quiero pedir a la Iglesia, como dije en mi homil?a, "por cualquier falta en que haya incurrido, por cualquier mal ejemplo, por cualquier omisi?n indebida, por cualquier desedificaci?n que haya podido ocasionar con cualquier palabra, cualquier gesto, cualquier decisi?n". Son cosas, ciertamente, que, a la hora de la verdad, s?lo Dios - y a veces el tiempo - puede medir, pero que, en todo caso, deben invitarnos siempre a la humildad, al reconocimiento, al arrepentimiento... Por mi parte, quede tambi?n aqu? hoy esta palabra con la que deseo pedir perd?n humildemente a quienes, por cualquier motivo, se hayan sentido ofendidos por mi proceder. En la comunidad, no s?lo cristiana, sino tambi?n humana, todos necesitamos del perd?n de Dios y del perd?n de los dem?s. Con esta palabra, muchas veces a lo largo de estos d?as he querido pedir perd?n, por mi parte, a Dios y a los dem?s. Y me parece que, bendito sea Dios, nunca me ha faltado.

Hay finalmente una tercera palabra que tampoco he dejado de meditar, rumiar y pronunciar con motivo de los 25 a?os transcurridos desde mi ordenaci?n episcopal: aqu? estoy, Se?or. Como aquel primer d?a en que dije "s?" en mi vocaci?n al sacerdocio, como aquel primer d?a de mi ordenaci?n sacerdotal y como aquel primer d?a de mi ordenaci?n episcopal, he querido, como me lo ped?a la Carta que el Papa tuvo a bien enviarme, renovar, con la gracia del Esp?ritu Santo, mis fuerzas y seguir diciendo los a?os que me queden de vida: aqu? estoy. Sin desear nada. Sin buscar nada. Sin hacer ni excluir planes. Abierto a cuanto Dios - siempre Dios - quiera de m?. Plenamente confiado en sus planes, que son y ser?n m?s sabios y acertados que mis hipot?ticos planes o los hipot?ticos planes de los hombres. Rezando, con el Hermano Pedro, el que pronto ser? el primer santo canario, aquella bell?sima oraci?n:

Concededme, Buen Se?or,/ fe, esperanza y caridad,/ y, pues sois tan poderoso,/ una profunda humildad;/ y, antes y despu?s de aquesto,/ que haga vuestra voluntad...

Gracias. Perd?n. Aqu? estoy. Tres palabras que me han marcado estos d?as con motivo del vig?simo quinto aniversario de mi ordenaci?n episcopal. Tres palabras que he pronunciado ya en diversas asambleas lit?rgicas con mis diocesanos. Tres palabras que he deseado decir tambi?n en voz alta ante la sociedad tinerfe?a en este Domingo de la Sagrada Familia, porque aqu? est? ahora, en estas tierras y mares de Canarias, mi familia, mi verdadera familia. Esa familia que, en el fondo y siempre, viene de Dios... Familia grande, extensa, a la que estos d?as y ante el pr?ximo a?o, tan cercano ya, deseo una vez m?s lo mejor en todos los sentidos. Desde el marco navide?o del 2001: ?Feliz a?o 2002 a todos mis diocesanos!

* Obispo de Tenerife

Anterior
Farfallas pol?ticas y medio ambiente en las Islas


 

 

 

Un CD que no te puedes perder



Imprimir
Volver al índice



Farfallas pol?ticas y medio ambiente en las Islas

 Portal ELDIA.ES | Buscador | Entrevistas | Hemeroteca | Portada en papel | Ticker de noticias | Documentos
 Editorial Web institucional Publicidad medio impreso - internet | Suscripciones | Solicitud de ejemplares | Direcciones de contacto | Promociones anteriores | Teléfonos
 Comunidad ?Quiere que su p?gina de arranque sea eldia.es? Leer instrucciones
Si desea enviar una carta al director o a alguna de las secciones del periódico, nuestro e-mail de contacto.
 

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A.
(Avda. Buenos Aires, 71 S/C de Tenerife - España.)

Publicación digital controlada por OJD