ELDIA.es, volver a la portada
Crisis a?rea int.
Conflicto por los vuelos con Canarias
Moci?n de censura
No sali? adelante: entrevistas, cr?nicas, ...
PUBLICIDAD
Informaci?n econ?mica actualizada cada 5-10 min.
  Especiales   Debates   Entrevistas   Buscador   Hemeroteca   Ticker de noticias
 Portada
 ?ndice
 Actualidad
  Criterios
 Tenerife
 Santa Cruz
 La Laguna
 Tenerife Norte
 Tenerife Sur
 La Palma
 Islas
 Venezuela
 Canarias
 Vivir
 Sucesos
 Cultura
 Dinero y Trabajo
 Nacional
 Internacional
 Jornada
 Deportiva
 Esquelas
 Agenda
 Gente
 Comunicación
 Última
  Portada
  impresa
  Mercados
  Subvenciones
  Publicidad
  Gacetillas
  Suscripciones
  Conózcanos
  Contacto
 
Ir al ?ndice de CriteriosDomingo, 30
diciembre 2001

?ngel Ripoll?s Bautista

Cauce legal


DESDE EL A?O 1975, con el advenimiento de la Monarqu?a parlamentaria, con el advenimiento de la democracia, no se conoc?an en Espa?a las movilizaciones ciudadanas con determinados fines. Hab?an desaparecido.

Me parece que, con la llegada de la Constituci?n, esas movilizaciones llevaban el sello de la muerte. No eran posibles.

La Constituci?n estableci? el derecho a la huelga. Un derecho constitucionalmente constituido para determinadas reivindicaciones.

Luego, el derecho a la huelga se ha regulado legalmente con el sistema de preavisos, y con el establecimiento de los servicios m?nimos. Se ha discutido mucho. Se han escrito r?os de tinta. Sobre si los servicios p?blicos, digamos de primera necesidad, pueden paralizarse, perjudicando a la sociedad, que nada tiene que jugar en un conflicto entre empresarios y obreros de una determinada actividad. Pero ?ste es otro problema del que alg?n d?a nos ocuparemos ampliamente.

La algarada callejera. Las movilizaciones ciudadanas deber?an estar prohibidas. No es el cauce adecuado para lograr determinadas reivindicaciones. No es la manera adecuada para hacer cambiar unas leyes que han cumplido sus tr?mites reglamentarios para su aprobaci?n. Me parece que el camino adecuado para ello debe de ser el Congreso de los Diputados, y, en su momento, el Senado. Nada puede lograrse con movilizaciones m?s o menos importantes. Ese no es el camino.

Anterior
Aprovecharse de los dem?s
Posterior
El espejo regional


 

 

 

Un CD que no te puedes perder



Imprimir
Volver al índice

Un a?o que se va

Carta a los Reyes...

Aprovecharse de los dem?s

El espejo regional

LOU y evaluaci?n de la calidad

m?s...

 Portal ELDIA.ES | Buscador | Entrevistas | Hemeroteca | Portada en papel | Ticker de noticias | Documentos
 Editorial Web institucional Publicidad medio impreso - internet | Suscripciones | Solicitud de ejemplares | Direcciones de contacto | Promociones anteriores | Teléfonos
 Comunidad ?Quiere que su p?gina de arranque sea eldia.es? Leer instrucciones
Si desea enviar una carta al director o a alguna de las secciones del periódico, nuestro e-mail de contacto.
 

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A.
(Avda. Buenos Aires, 71 S/C de Tenerife - España.)

Publicación digital controlada por OJD