ELDIA.es, volver a la portada
Crisis a?rea int.
Conflicto por los vuelos con Canarias
Moci?n de censura
No sali? adelante: entrevistas, cr?nicas, ...
PUBLICIDAD
Informaci?n econ?mica actualizada cada 5-10 min.
  Especiales   Debates   Entrevistas   Buscador   Hemeroteca   Ticker de noticias
 Portada
 ?ndice
 Actualidad
 Criterios
 Tenerife
 Santa Cruz
 La Laguna
 Tenerife Norte
 Tenerife Sur
 La Palma
 Islas
 Venezuela
 Canarias
 Vivir
 Sucesos
 Cultura
 Dinero y Trabajo
 Nacional
 Internacional
 Jornada
 Deportiva
 Esquelas
 Agenda
 Gente
  Comunicación
 Última
  Portada
  impresa
  Mercados
  Subvenciones
  Publicidad
  Gacetillas
  Suscripciones
  Conózcanos
  Contacto
 
Ir al ?ndice de Comunicaci?nDomingo, 30
diciembre 2001

EL PATIO CAT?DICO Javier Obreg?n

"Supervivientes:

el desenlace"



A PARTIR DE AHORA Freddy, el vencedor de la segunda entrega de "Supervivientes", se va a convertir en icono pijo. Nadie hubiera pensado que este valenciano, profesional del golf, se hiciera con los veinte kilos (antes de impuestos) con los que se coronaba a esta suerte de Robinson medi?tico. Esta segunda edici?n de "Supervivientes" no ha tenido tanta nata como su predecesora. Hace un a?o, con las excepciones obvias derivadas de la convivencia entre 16 personas, hab?a m?s compadreo, m?s buen rollo. Ahora parec?an descendientes de los Borgia. Sin embargo, lo que m?s me sorprendi? es que llegaran a la final una moza con aspecto de Pamela Anderson de segunda B y un co?azo de t?o con nombre ex?tico. Es que lo del Amate es de juzgado de guardia. Un alma en pena con preocupantes trastornos de personalidad. Lo mismo le atormentaba el lumbago que nadaba como Mark Spitz. No dejaba de sorprenderme. En su microcosmos fantaseaba con conspiraciones que s?lo ?l se cre?a, baboseaba como un corderito a punto de ser degollado con el ?nico fin de despertar cierta compasi?n, solicitando una clemencia que generaba n?useas. Y el tipo llega a la gran final. Vaya ejemplo para los seguidores de Daniel Defoe. De todas formas, en el camino se quedaron espec?menes para todos los gustos. Un empresario frustrado por no ser Bill Gates, un ?ngel del infierno que parec?a sacado de un c?mic de Maki Navaja, un petulante adiestrador de delfines que se pensaba que era el centro del universo, una arp?a que las mataba a la chita callando, una especie de bosquimano, dos mozalbetes que viv?an sin vivir en s?, y un relicario de personajes que aportaron poca cosa a este nuevo circo televisual. De todas formas, nadie debe sentirse enga?ado. Lo que ser?a impensable es que los creadores del programa hubieran apostado por poner a docena y media de seminaristas con taparrabos buscando el fuego o merend?ndose hormigas como si tal cosa; y en los ratos libres, entre prueba y prueba de supervivencia, cantar salmos o repasar con ah?nco pasajes b?blicos. Y si se terciaba, evangelizar a alg?n aborigen despistado. Que la tele es otra cosa y "?ltimas palabras" ya forma parte del pleistoceno de las 625 l?neas. Lo que se buscaba era la bronca y lo consiguieron. En todo caso, me permito aportar ideas para la tercera temporada: un ultra-sur y otra gema del Frente Atl?tico; a Pilar del Castillo y a una representaci?n de universitarios; a un miembro de Hamas y a un jud?o del distrito de los diamantes neoyorquino; a una amante de la ?pera y a un fan irrecuperable de "Mojinos Escoz?os"... Si lo que quieren es guerra, que no la hagan de baja intensidad.

Anterior
"En este pa?s hay un gran sentido del rid?culo", seg?n Cruz y Raya


 

 

 

Un CD que no te puedes perder



Imprimir
Volver al índice



"En este pa?s hay un gran sentido del rid?culo", seg?n Cruz y Raya

 Portal ELDIA.ES | Buscador | Entrevistas | Hemeroteca | Portada en papel | Ticker de noticias | Documentos
 Editorial Web institucional Publicidad medio impreso - internet | Suscripciones | Solicitud de ejemplares | Direcciones de contacto | Promociones anteriores | Teléfonos
 Comunidad ?Quiere que su p?gina de arranque sea eldia.es? Leer instrucciones
Si desea enviar una carta al director o a alguna de las secciones del periódico, nuestro e-mail de contacto.
 

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A.
(Avda. Buenos Aires, 71 S/C de Tenerife - España.)

Publicación digital controlada por OJD